JUAN CARLOS I

Buque construido por el astillero público Navantia.

El LHD “Juan Carlos I” posibilita la de Marina y del Ejército de Tierra, conforme a sus elementos y formas propias de acción. Puede servir además como plataforma eventual para la aviación embarcada.

Este buque de carácter polivalente es capaz de adoptar, al menos, cuatro configuraciones básicas diferentes:

Vector de proyección de Fuerzas de Infantería de Marina.

Vector de proyección de Fuerzas del Ejército de Tierra.

Plataforma eventual para la aviación embarcada.

Operaciones no bélicas y misiones humanitarias.


Características principales

CAPACIDAD ANFIBIA 

El LHD dispone de un dique de 69,3 m de eslora y 16,8 m de manga con capacidad desembarco tipo LCM 1E y cuatro Supercat.

El buque puede disponer de unidades Supercat adicionales en el dique (sobre las LCM 1E) y/o en el garaje de vehículos y/o de la capacidad de carga de vehículos.

El diseño del dique permite albergar embarcaciones utilizadas por otros países, incluyendo unidades de desembarco tipo LCM, vehículos anfibios y vehículos sobre colchón de aire.


CAPACIDAD AÉREA 

En la cubierta de vuelo corrida de popa a proa, de 202,3 metros de eslora y 32 de manga, pueden operar  aviones y helicópteros como el AV-8B Bravo Plus, JSF, V-22 Osprey (un punto de toma a popa de la isla), NH-90, CH-47 y el AB 212.

Los NH-90 y SH-3D se utilizan como helicópteros de diseño para los spots situados en la cubierta de vuelo de forma que seis pueden realizar operaciones simultáneas de toma y despegue.

La cubierta dispone de espacio suficiente para que cuatro helicópteros tipo CH-47 Chinook puedan efectuar operaciones de toma y despegue a un mismo tiempo.

En la cubierta de vuelo hay una pista de rodadura y un SKI-JUMP a babor con una pendiente en la salida de 12º, que permite las operaciones de toma y despegue de aviones VSTOL del tipo AV-8B y JSF.

El buque es capaz de soportar operaciones de vuelo diurnas y nocturnas y con vuelo instrumental.

El “Juan Carlos I” podrá operar como portaaeronaves eventual en sustitución del “Príncipe de Asturias” en situaciones como el Periodo de Inmovilidad Programada (PIP) del portaaviones de la Armada Española. El “Juan Carlos I” supera en tamaño al “Príncipe de Asturias”; así, frente a los 230,82  metros de eslora y 27.563 toneladas de desplazamiento a plena carga del LHD, el portaaviones tiene 195,9 metros y 17.190 toneladas.

Capacidad tanques

  • Diesel fuel     2150 tt
  • JP-5    800 t
  • Aceite lubricante    40 t
  • Agua potable    480 t
  • Agua técnica    17 t
  • Agua de lastre    9140 t

Capacidad de carga

CAPACIDADES DE CARGA EN BODEGAS 

  • Gambuzas y pañoles de víveres    260t
  • Raciones de combate    60t
  • Almacenes generales    80t
  • Suministros y repuestos    105t

La capacidad de transporte de material asegura el sostenimiento de las operaciones en tierra durante 30 días de la fuerza proyectada

Otras características